El cigarrillo electrónico: una alternativa real para dejar de fumar

Cada vez más se ha comprobado que los cigarrillos electrónicos resultan una buenísima alternativa para reducir o eliminar por completo el mal hábito de fumar.

El tabaquismo es uno de los peores hábitos que hay. No solo porque incrementan la probabilidad de sufrir enfermedades pulmonares y cardíacas al fumador sino porqué también afectan de forma nociva a las personas que cohabitan alrededor, pudiendo ser estas niños o ancianos.

Dejar de fumar resulta para muchas personas un camino difícil, ya que la nicotina, el componente activo del tabaco, genera una gran dependencia a las personas que lo consumen aumentando con el paso del tiempo y siendo cada vez más difícil.

Es por este motivo que el cigarro electronico. Debido a que morfológicamente, el cigarrillo electrónico parece un cigarro (un poco más voluminoso, eso sí), al vapear su interior genera “humo” y puede consumirse con nicotina hace que sea una alternativa mucho mejor que las corrientes para desengancharse del tabaco pues, se utilizan de la misma manera.

Los e-cigs funcionan con una batería facilmente recargable por puerto USB

Los cigarrillos electrónicos tienen como mecanismo una batería conectada a un inhalador con forma cilíndrica el cual se carga con unos pequeños envases con líquido dentro que mediante el sistema de acción generan una especie de vapor que al inhalar y exhalar, generan una especie de “humo” muy parecido al del tabaco corriente.

El cilindro cuenta con una entrada de mini puerto USB que permite recargar la batería del cigarrillo mediante la conexión a cualquier dispositivo, haciéndolo mucho más práctico y portable que el tabaco corriente.

El líquido que se introduce en los cigarrillos electrónicos cuenta con una activación al contactar con la fuente de alimentación que produce un vapor que puede tener el sabor que se prefiera pues, gracias a la gran demanda que ha generado el cigarrillo electrónico después de haber probado científicamente la reducción drástica o el cese total del consumo de tabaco en personas adictas a la nicotina, se dispone de una gran variedad de sabores que van desde el sabor a cigarro habitual a otros de más excentricidad como son sabor chocolate o whisky pasando por el clásico mentolado.

Los cigarrillos electrónicos suponen un ahorro económico mayor

Uno de los beneficios del cigarrillo electrónico que se ha descrito desde hace años y que sin duda ha sido uno de los más aplaudidos por los consumidores es la drástica reducción del capital destinado a la compra de tabaco.

Fumar “electrónicamente” supone una reducción de casi el 30% del dinero invertido en el vicio del fumar según señalan algunas encuestas. No obstante, el tema económico es importante pero más lo es la salud.

Se ha observado como la tos clásica del fumador se reducía notablemente después de haber cambiado los cigarrillos normales por el cigarro electrónico aumentando la calidad de vida de estas personas y su autoestima. También suponen una alternativa para dejar atrás los dedos y los dientes amarillentos, reduciendo la probabilidad de sufrir infecciones bucales que se agravan con la presencia continuada de las toxinas del tabaco.

Los beneficios no son solamente de cara a la salud de la persona fumadora sino que todo su entorno de beneficia del cambio ya que los fumadores pasivos, frecuentemente personas menores de edad que cohabitan con el entorno fumador, mejoran su vida y reducen el riesgo de padecer enfermedades precoces producidas por la exposición temprana al humo del tabaco.

Sean cuales sean los motivos que lleven a una persona a dejar el mal hábito del tabaco, hacerlo mediante la utilización de un cigarrillo electrónico va a ser la forma de hacerlo que asegura un cambio a largo plazo más estable en el tiempo y con las mejores garantías.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.