El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha presidido esta mañana la reunión de la Mesa de coordinación regional para la acogida de refugiados, que se constituyó en septiembre de 2015 y está compuesta por responsables de las administraciones central, autonómica y local, además de otras entidades y organizaciones no gubernamentales que trabajan en el ámbito de la integración social.

En esta reunión, que se celebra coincidiendo con el Día Mundial del Refugiado, José Ignacio Ceniceros ha destacado que “la Europa de los derechos debe ser sensible a la ayuda que nos demandan las personas que sufren desarraigo” y ha asegurado que “La Rioja quiere poner su granito de arena en un compromiso que deberá ser global y coordinado entre todos los países”.

En este sentido, y tras recordar que según la ONU hay 65 millones de personas en todo el mundo que sufren el drama de tener que abandonar sus hogares para escapar de guerras, persecuciones y catástrofes de todo tipo, ha subrayado “el espíritu de colaboración” que existe en La Rioja por parte de todas las instituciones públicas, privadas, religiosas, entidades sociales y voluntarios que forman parte de la Mesa para la acogida de refugiados, que coordina Cruz Roja.

“Siempre decimos que una de nuestras fortalezas es que somos una tierra acogedora, abierta y solidaria. Y es así. Llevamos varios años acogiendo a refugiados: en los últimos 3 años son 214 las personas acogidas en La Rioja”, ha indicado el presidente del Ejecutivo riojano, quien ha señalado que dentro de esta mesa se ha desarrollo un sistema de atención coordinada y también un proyecto piloto de orientación laboral junto a la FER.

José Ignacio Ceniceros ha manifestado que el Ejecutivo riojano está en contacto permanente con el Gobierno de España, a quien siempre ha ofrecido “lealmente” su colaboración y ha hecho hincapié en la necesidad de trabajar de forma coordinada “para garantizar la eficacia en el proceso de acogida”.

Por último, ha destacado que 8 de cada 10 refugiados en el mundo son acogidos por países de ingresos bajos o medianos, lo que, en su opinión, es “una apelación clara a las sociedades desarrolladas”. “No podemos seguir permitiendo que un reducido número de países (los más pobres) soporten esta responsabilidad”, ha afirmado.

En esta reunión de la Mesa de coordinación regional para la acogida de refugiados han participado, junto al presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, el consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar; el presidente de Cruz Roja en La Rioja, Fernando Reinares; la directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz; el representante de la Federación Riojana de Municipios, Carmelo Ruiz; la técnico de Cruz Roja, Isabel Manzanos; la directora general de Prestaciones y Farmacia, Carmen Sáenz Pastor; el director general de Acción Exterior, Giorgio Cerina; la directora general de Empleo, Cristina Salinas; el subdirector general de Ordenación Académica, Innovación y Atención a la Diversidad, Antonio Mendaza; el concejal del Ayuntamiento de Logroño Miguel Sáinz; el secretario general de la Delegación del Gobierno, Javier Iribas; el presidente de Cáritas Diocesana, Luis Lleyda; el delegado diocesano de Acción Caritativa y Social, José Andrés Pérez; las representantes de la Federación Riojana de Voluntariado Social, Lourdes Pascual y Esther Espinosa; el rector de la Universidad de La Rioja, Julio Rubio; las representantes de la FER, Maite Soane y Rocío Bazán; el secretario general de UGT, Jesús Izquierdo; la representante de CCOO, María Ángeles Alcalde; el representante de la Plataforma La Rioja con los Refugiados, Francisco Díaz; los representantes de Bienvenidos Refugiados, Francisco Núñez y Carlos Usón, y los representantes de La Rioja Acoge, Esther González Domenech y María Cabezón Hernández; la jefe del Servicio del SAC, Mercedes Martínez, y la jefa del Servicio de Planificación, Esperanza Sánchez.