Conoce mejor el herpes genital y aprende a combatirlo

El herpes genital es un problema que afecta a un amplio porcentaje de la población, de manera que consideramos que es importante que empecéis a conocer lo mejor y, por supuesto, entendáis el modo en que se produce y se puede curar para poder evitar riesgos y solventarlos en caso de que tengan lugar.

El herpes genital es una infección de transmisión sexual causada por el virus del herpes simple, también conocido como VHS, de manera que es muy importante que conozcamos el modo en que se contagia, los síntomas que nos permitirán identificarlo y, por supuesto, también os vamos a ofrecer estos consejos para curar el herpes genital masculino y femenino, de manera que, en el caso de que os encontréis con la infección, podáis actuar del modo más correcto.

Qué es el herpes genital y a qué se debe

El herpes genital es un tipo de herpes que afecta a la piel y a las membranas mucosas de los genitales, de manera que el contagio se produce durante el contacto sexual.

Básicamente, a partir del virus del herpes simple podemos encontrar dos tipos de herpes que son el VHS tipo 1 y el VHS tipo 2. El primero afecta frecuentemente a la boca y a los labios, pudiendo causar tanto ampollas como úlceras. Cabe destacar que este tipo de herpes se puede pasar de la boca los genitales durante la práctica de sexo oral, mientras que en el caso del tipo 2 se contagia a través del contacto con la piel o líquidos orales o genitales.

Básicamente, una persona se puede infectar de herpes el caso de que su piel, genitales o boca entren en contacto con alguien que ya tiene la infección.

Los síntomas del herpes genital

En cuanto a los síntomas, entre los más destacados tenemos la disminución del apetito, una sensación generalizada de malestar, es decir, una indisposición general, inflamación de los ganglios linfáticos en la zona de la ingle, dolores musculares en la zona baja de la espalda, muslos, glúteos, rodillas, etc., e incluso se puede llegar a presentar en la mayor parte de los casos un cuadro de fiebre.

También es frecuente la aparición de ampollas de pequeño tamaño pero muy dolorosas que se instalan en la vagina, el pene, el ano, muslos, glúteos, lengua, boca, ojos, encías, labios y dedos de las manos, aunque también pueden llegar a aparecer en otras muchas partes de nuestro cuerpo.

Por norma general, este problema también provoca otros síntomas como dolor al orinar, un exceso de flujo vaginal o dificultad a la hora de vaciar la vejiga, pudiendo llegar a precisar de una sonda vesical.

Tratamiento del herpes genital

Es muy importante tener en cuenta que el herpes genital no se puede curar, de manera que el objetivo de la medicación o tratamiento al que se somete al paciente está básicamente orientado al tratamiento de los síntomas, consiguiendo reducir desde el dolor hasta las dificultades que pueden aparecer en el día a día.

En este sentido, existen distintas alternativas a través de las cuales vamos a poder mejorar mucho el estado, consiguiendo de esta forma reducir tanto la duración de la infección como el número de repeticiones en el futuro, y es que no debemos olvidar que si nos contagiamos de herpes, generalmente cuando hayamos terminado con el tratamiento desaparecerá, pero tiempo después volverá a aparecer de nuevo aunque generalmente con un efecto muy inferior, con lo cual es importante tener muy claro que este tratamiento o el tratamiento por el que vayamos a adoptar deberemos tenerlo presente para poder combatir las futuras repeticiones que se produzcan.

Básicamente hablamos de un virus que, una vez que somos infectados, permanecerá en nuestro cuerpo durante toda la vida, pero en cualquier caso, de la misma forma que hay personas que sufren nuevos episodios que pueden llegar incluso a ser bastante frecuentes, hay otras que nunca lo llegan a sufrir, con lo cual evidentemente debemos tener muy claro que cada caso va a ser diferente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.