¿Debo contratar un seguro de hogar si la vivienda es de alquiler?

Publicidad

Muchos no se paran a pensar en la importancia de tener un seguro de hogar si la vivienda es de alquiler. Tanto para los dueños como para los inquilinos, tener seguros de hogar, les protege ante los problemas que puedan surgir.

Aunque haya existido una crisis en los últimos años pero tener una casa para alquiler sigue siendo un modelo de negocio que funciona. La gente sigue necesitando vivienda, es una necesidad de primer orden, y hay gente que ha podido comprar para después usar la propiedad para sacar algo de dinero mediante alquilarla.

Aunque alquilar la vivienda tiene muchas ventajas, pero también es cierto, que puede traer algún que otro quebradero de cabeza. En las noticias se ha podido observar como propietarios de viviendas han tenido que recurrir a juicios que han tardado años en salir adelante para poder echar a inquilinos que no pagan el alquiler ni los demás gastos y que se han dedicado a estropear todo lo que había en la casa. Esto ha llevado a que, una vez que han conseguido que los inquilinos se vayan, tengan que desembolsar mucho dinero para arreglar todos los desperfectos. Aunque tener un piso en alquiler es una inversión acertada, pero hay que tomar ciertas precauciones para que la inversión no haga perder dinero.

Contratar un seguro puede ser la solución

Uno no está obligado a contratar un seguro para el hogar con Seguros Zaragoza pero es algo que puede quitar muchos quebraderos de cabeza. Dentro de la casa pueden ocurrir daños debido al uso y al paso del tiempo, como que se estropeen electrodomésticos o se rompa algún mueble o complemento que haya en el hogar. Los daños que pueda tener una vivienda hacen que su valor sea más bajo y obligan a desembolsar una nueva cantidad de dinero para subsanarlos. Al final, en lugar de ganar, se está perdiendo dinero. Para que esto no ocurra contratar un seguro de hogar, aunque sea para una vivienda alquilada, es una buena solución.

Los seguro de hogar se harán cargo de reparar los daños que se hayan producido en la vivienda. En realidad, es una protección. Tanto lo que hay dentro de la vivienda como la parte de afuera, estarán protegidos y, muy importante, pensar en el daño que se puede causar a otra persona como a los vecinos. Algo que suele ocurrir muy a menudo son las goteras. Un daño estructural o la rotura de una tubería pueden causar este desastre que no solo afecta al dueño de la vivienda, también puede causar daños al vecino. Esto se puede solucionar de manera rápida si se tiene el seguro de hogar.

¿El inquilino debe contratar un seguro?

El dueño de una vivienda en alquiler que contrata un seguro lo hace por lo que ya hay dentro de la casa, es decir, lo que él ha comprado. Un inquilino puede traer sus propios objetos personales. Es evidente que cuando alguien alquila un piso el dueño de la vivienda no conoce los objetos, muebles y otros enseres que el inquilino traiga, por lo tanto, esas cosas no estarán incluidas en el seguro que el propietario haya contratado.

El inquilino haría bien en contratar su propio seguro para que, en el caso de que haya problemas con sus cosas, pueda estar bien protegido.

Coberturas que protegen contra los impagos

Algo que preocupa, y mucho, a los propietarios de viviendas en alquiler son los pagos de las mismas. En ocasiones se encuentran con que, la persona a la que han arrendado el piso, deja de pagar las cuotas del alquiler y otras facturas necesarias. En ese momento, no solo está perdiendo el dinero, también debe hacer frente a los pagos que no se hagan.

Algunos seguros de alquiler tienen entre sus coberturas la garantía de que se va a cobrar el alquiler que se haya pactado. Es importante pensar en este tipo de seguros y coberturas si se tiene un piso en alquiler.

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.