Desarticulado un grupo internacional ‘itinerante’ dedicado a sustraer catalizadores de coches

Las investigaciones policiales comenzaron a principios del mes de mayo de 2021 cuando se recibieron las primeras denuncias por parte de propietarios de vehículos a los que les habían sustraído los catalizadores, circunstancia que estaba provocando graves perjuicios a los propietarios

Agentes pertenecientes a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja ha desarticulado un grupo criminal internacional ‘itinerante’ con alta experiencia en la sustracción de catalizadores de coches.

En concreto, según ha informado la Policía Nacional se hicieron con más de 35 catalizadores. En la operación se ha detenido a tres hombres, de 38, 32 y 28 años de edad, procedentes de Rumania, que fueron sorprendidos «in fraganti» cuando se disponían a enviar parte del material sustraído. Los integrantes actuaban fundamentalmente en la zona norte de España.

A los tres detenidos se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal y hurto, al formar parte de una red organizada y especializada en la sustracción de catalizadores de aproximadamente 35-40, fundamentalmente de vehículos estacionados tanto en la vía pública como en diferentes parkings de Logroño y sobre todo, en zonas periféricas, probablemente por la existencia de vías rápidas de escape próximas para una mayor seguridad de los autores de los hechos.

En el momento de la detención se recuperaron 12 de estas piezas, junto con diversas herramientas necesarias para poder desmontar los catalizadores de los vehículos, entre ellas; hojas de sierra para metal, dos gatos hidráulicos y una herramienta artesanal especialmente fabricada para la fractura de los tubos.

INICIO DE INVESTIGACIÓN EN MES DE MAYO DE 2021

Las investigaciones policiales comenzaron a principios del mes de mayo de 2021 cuando se recibieron las primeras denuncias por parte de propietarios de vehículos a los que les habían sustraído los catalizadores, circunstancia que estaba provocando graves perjuicios a los propietarios. Todo ello, porque la compra de un nuevo catalizador suponía dependiendo del modelo entre 500 y 4000 euros, según los modelos, llegando *algunas compañías aseguradoras* a declarar *siniestro total el coche, debido a la antigüedad del mismo, ya que dicho importe era superior al valor renal del turismo, pagando las compañías de seguro una pequeña indemnización, insuficiente para la reparación del mismo.
Los catalizadores son muy cotizados en el mercado negro

El catalizador o convertidor catalítico es una pieza incorporada al sistema de escape de los coches con motor de combustión, que controla y reduce la emisión de gases y partículas contaminantes, y que se sitúa entre el tubo de escape y el silenciador trasero contando con una doble estructura cerámica con forma de panal que incorpora sustancias activas como platino, rodio y paladio, considerados metales preciosos, que en el mercado negro pueden alcanzar un «alto» valor por su «escasez». El platino es un material noble utilizado como convertidor catalítico para el control de emisiones de gases en los sistemas de escape de los vehículos.

En un catalizador estándar de dimensiones medias, suelen encontrarse unos dos gramos de paladio, en torno a cinco de platino, y unos pocos miligramos de rodio. El precio del platino se sitúa en torno a los 30 euros el gramo, el precio del paladio supera los 60 euros el gramo y por su parte el rodio se dispara hasta sobrepasar los 800 euros el gramo.
El perjuicio, además de económico para los propietarios de los vehículos, era también medioambiental, ya que estas piezas son las encargadas de disminuir las emisiones contaminantes.

Los vehículos que atacaban eran por lo general los más antiguos, pues estos modelos poseen unos catalizadores que contienen más cantidad de metales preciosos como el platino, paladio y paladio, con gran demanda en el mercado negro.

SUSTRACCIÓN MEDIANTE PROCEDIMIENTO SENCILLO

La sustracción de los catalizadores es un procedimiento sencillo, bastaría soltar los tornillos que le unen al tubo de escape y al silenciador, pero, dado que no se busca su reutilización, es más rápido y eficaz cortar los tubos con las herramientas apropiadas. El siguiente paso sería la venta de los catalizadores a desviases o centros de reciclaje con capacidad para extraer los metales preciosos. En España estos centros esta sujetos a control policial, lo que deriva en que la mayor parte de los catalizadores son envidos fuera de España, en especial a los países del este de Europa.

Para el esclarecimiento e investigación de estos los hechos, los investigadores en una primera fase centraron sus esfuerzos en detectar y localizar al grupo criminal que operaba en Logroño y en diferentes zonas limítrofes.

Ante ello, se elaboró un dispositivo especial para proceder a la localización, identificación y posterior detención de los supuestos responsables de estos robos, siendo detenidos el pasado miércoles, en una calle céntrica de Logroño.

Al realizar la inspección del vehículo, encontraron escondido en el mismo, doce catalizadores cortados manualmente, y las herramientas utilizadas para su presunta sustracción, tales como dos gatos, hojas de sierra para corte de metal, dos gatos hidráulicos de grandes dimensiones y una herramienta artesanal especialmente fabricada para la fractura de los tubos.

ALTO GRADO DE ESPECIALIZACIÓN

Una vez que los investigadores localizaron a los responsables pudieron comprobar su alto grado de especialización, tanto en el desarrollo de este tipo de actividad delictiva, como para intentar evadir la acción policial.

Los detenidos llevaban a cabo su actividad con especial predilección por vehículos de determinadas marcas comerciales y pasaban horas en los aparcamientos buscando coches y modelos concretos para sustraer su catalizador.

Según la Policía, daba la apariencia de que lo que quisieran fuera colocárselos a vehículos similares cuando lo que buscaban realmente era venderlos con la mayor rapidez posible.

Los arrestados son tres varones, con edades comprendidas entre 38, 32 y 28 años de edad, todos de nacionalidad rumana, sin antecedentes policiales, se les imputan un delito de pertenencia a grupo criminal y hurto y junto con las diligencias policiales pasaron a disposición de la Autoridad Judicial, quedando en libertad con cargos.

Con estas detenciones, se da por desarticulado el grupo criminal internacional de carácter «itinerante», dedicado supuestamente a la sustracción de catalizadores de vehículos que actuaba por distintas ciudades del territorio nacional, si bien la operación continúa abierta para esclarecer más hechos similares y no se descartan que se produzcan más detenciones, ya que, los investigadores, tienen como prioridad descubrir los lugares donde se podrían efectuar las transacciones de compra y venta de los catalizadores sustraídos, habiendo indicios de que los arrestados actuaran mediante encargo para abastecer a talleres clandestinos, o proceder a su venta en chatarrerías o en el mercado negro.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.