El antiguo edificio de la Cruz Roja de Haro se proyecta como un espacio abierto al público

Álvaro Martín Fidalgo ha presentado las líneas generales de la rehabilitación del inmueble

En su análisis, se establecen las deficiencias detectadas en la fachada y que se deben solventar, pero bajo el respeto de la normativa vigente en Patrimonio. Parte de la cubierta será acristalada, y se estudia la posibilidad de poderla abrir, en determinadas ocasiones. Por tanto, la luz natural entraría en el interior del inmueble de forma autoregulada.

Por otro lado, y pese a la apertura de la parte baja, donde se ubicaría una cafetería, y un gran espacio diáfano, existen zonas superiores independientes que se podrán destinar a otros usos. Una vez se disponga del anteproyecto, desde el equipo de gobierno anuncian que “trabajaremos con Patrimonio, y en la redacción del proyecto final, para pasar a fase de licitación”.

La regidora municipal destaca que “se trata de una actuación muy importante que nos permitiría desde el alquiler para celebraciones, hasta el desarrollo del mercadillo o de otro tipo de actividades”.

La superficie en la que se actuará supone una mejora de los 1.200 metros, aproximadamente, más o menos similar a la Plaza de la Paz.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.