El Banco de Alimentos de La Rioja ha entregado desde el inicio de este año casi 600.000 kilos

Banco de Alimentos


El Banco de Alimentos de La Rioja, que cerrará desde el 10 al 23 de agosto, aunque ha adelantado los alimentos que tenía que entregar en las dos próximas semanas, ha hecho entrega desde el 1 de enero hasta el 31 de julio de 597.767 kilos del Banco de alimentos tradición, sin tener en cuenta los recibidos de Europa, vía Gobierno de España.

Una cifra que supone la donación de 73.657 kilos más que en el mismo período del año pasado, aumento que es debido, de manera especial, a los alimentos entregados durante el tiempo del ‘estado de alerta’ que hemos vivido durante la pandemia de la COVID-19.

Entre ellos se encuentran los 34.611 kilos que a petición de la Consejería de Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja, utilizando como intermediario a la Cruz Roja, hicieron llegar a beneficiarios ‘no habituales’ durante la primera fase de la pandemia.

El 24 de agosto los voluntarios del Banco de Alimentos de La Rioja volverán a reincorporarse a la sede, de manera escalonada, dado que nuestro voluntariado está integrado mayoritariamente por personas con alto riesgo. La Junta Directiva de esta ONG estará muy atenta a la evolución de esta pandemia, y las indicaciones de la autoridad sanitaria.

Además el Banco de Alimentos de La Rioja agradece a todos los donantes de alimentos y dinero que durante la crisis sanitaria han querido volcarse con los más necesitados de nuestra sociedad riojana. Por ello en estos primeros siete meses del año, hemos recibido 541.260 kilos de alimentos. 394.485 kilos corresponden a muy variadas donaciones de empresas; 32.511 kilos de las escasas colectas que hemos podido hacer en el presente año en hiper y supermercados de esta Comunidad; 88.930 kilos que nos han llegado de otros Bancos de Alimentos y finalmente hemos tenido que adquirir 24.974 kilos, al aumentar el número de necesidades de este año 2020, lo que ha supuesto para este Banco un coste de 22.956 euros.

Donaciones en dinero
Las donaciones económicas que está recibiendo el Banco de Alimentos de La Rioja de empresas o particulares, a través de Bizum con el código de envío 33575, o transferencia a Bankia en la cuenta ES03 2038 7504 6760 0002 6775, han ido descendiendo en las últimas semana, si bien han alcanzado la cifra de 107.269 euros, que para el presidente del Banco de Alimentos supone “una satisfacción al tiempo que un agradecimiento a todos los que han sentido la necesidad de enviarnos dinero o alimentos, porque no solamente estamos pensando en lo mal que lo hemos pasado todos por culpa del coronavirus, sino en lo que nos deparará esta enfermedad hasta que no haya la conveniente y probada vacuna. Muchos nos tememos que tras la crisis de salud que ha provocado la COVID-19, a partir del mes de septiembre vendrá acompañada de una crisis económica, en la que nuestros beneficiarios volverán a ser los más perjudicados y necesitarán la ayuda de toda la sociedad, una sociedad riojana a la que debemos darle un 10 en solidaridad, pues ha respondido perfectamente”.

Por ello debemos destacar a empresas riojanas como el Grupo Aresol, con domicilio en el Polígono Industrial La Portalada de Logroño, que tiene como objetivo la promoción, el diseño, la construcción y la operación y mantenimiento de instalaciones de generación de energía obtenida a través del aprovechamiento de fuentes de energía renovables, como la solar, biomasa, residuos u otras, favoreciendo de esta forma el consumo de energía obtenida de fuentes naturales cuya repercusión medioambiental es mínima y contribuye a las labores de sostenibilidad necesarias en pro de un mundo mejor.

Un grupo que tiene interiorizado en su ADN la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) por lo que ha tomado la decisión de colaborar con el Banco de Alimentos de La Rioja, donando 1.000 € al mes, desde el pasado mes de julio hasta diciembre de este año.

Una donación que, como comenta su administrador, Joaquín Sáenz, es reflejo de que “las empresas debemos conocer muy bien la sociedad en la que trabajamos y por ello nos ha parecido conveniente que debemos aportar todo lo que esté de nuestra mano ante la pandemia del coronavirus que va a dejar a nuestra sociedad más necesitada de ayuda que nunca. No nos perdonaríamos quedarnos impasibles ante las necesidades de los demás y como nos debemos a esta sociedad, hemos decidido donar 1.000 euros cada mes, desde julio hasta diciembre, a una entidad solidaria como es el Banco de Alimentos de La Rioja, que está en contacto con los más necesitados”.

Palabras a las que el presidente del Banco de Alimentos de La Rioja, José Manuel Pascual, ha respondido indicando que “el Grupo Aresol es un ejemplo más de empresas en las que, tras una marca, existen personas solidarias que fieles a su RSC se vuelcan en ayudas a los más necesitados de nuestra sociedad para hacer donaciones, en este caso de dinero, aunque otras veces son de alimentos. No nos queda más que destacar este tipo de acciones y agradecer sinceramente la labor altruista de este tipo de empresas”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.