Cómo elegir el mejor calzado

Publicidad

Unos zapatos son mucho más que una forma de vestir los pies. La elección correcta es esencial.

Aunque todas las partes de nuestro cuerpo son importantes y merecen ser cuidadas, si hay que destacar una por encima de las demás esa sería seguramente los pies. Son la base del cuerpo, donde descansa todo nuestro peso y necesitamos cuidarlos adecuadamente. Primero, cuidando nuestra postura, y después eligiendo el calzado adecuado para cada ocasión. Si además tenemos algún problema, aún es más importante que nos paremos a pensar en cuál es el calzado que necesitamos. Aquí tienes unos consejos que te ayudarán.

¿Para qué lo vas a utilizar?

No es lo mismo salir a correr que trabajar en una oficina. Así que lo primero que debes plantearte es qué uso vas a dar a los zapatos que necesitas.

Tanto la línea como el estilo son importantes, ya que si quieres un zapato para trabajar o lo vas a usar en una fiesta, es evidente que necesitarás algo más elegante que si se trata de un calzado de diario. Así que antes de salir a comprar, párate y decide por qué te hacen falta unos zapatos nuevos.

Para presumir NO hay que sufrir

Seguramente hayas oído la frase contraria. Pero ponerte unos zapatos que te hagan sufrir es muy malo. Tanto que te puede afectar físicamente a medio o largo plazo. Por eso, elige siempre los zapatos que te resulten cómodos y dejen que el pie se mueva con soltura.

Fíjate primero en la comodidad. Llevar unos zapatos bonitos que tengan una línea que se ajuste a tus gustos esta bien. Pero lo más importante es que puedas andar con ellos y no estés deseando quitártelos.

Elige materiales resistentes

La calidad de los materiales influye mucho en cómo será el calzado. Así que busca siempre zapatos que estén fabricados con materiales de la mejor calidad posible. No solo en el exterior, sino también por dentro. El cuero y la lona son muy recomendables porque permiten que el pie transpire y no se produzca una sudación excesiva.

Si te has subido al carro de la moda ecológica, perfecto. Cada vez hay más zapatos fabricados con materiales sostenibles que además son resistentes. Las zapatillas de esparto para mujer Natural World Eco, por ejemplo, combinan la calidad de los materiales con procesos de fabricación ecológicos. Además de lucir un calzado estupendo, ayudas un poco al planeta.

Elige bien la talla

 

Muchas veces cometemos el error de buscar un zapato que se ajuste mucho al pie, pensando que así tendremos una mayor sujeción. Sin embargo, los zapatos no tienen que quedar muy justos, ni tampoco se debe pensar que es mejor así porque luego darán de sí. Si el zapato es de buena calidad, no lo hará, llegando a causar graves daños tanto en el pie como en el resto del cuerpo.

Tampoco es cuestión de buscar una zapato más grande, como hacen quienes alegan que después los usarán con calcetines gruesos. Esto dificulta que el pie esté bien sujeto y haya mayor riesgo de caídas o torceduras.

Si quieres que tu calzado siente bien y cumpla su función, elige un número que sea el exacto. Ni que te apriete demasiado ni que se te quede muy suelto. Que los dedos puedan moverse con comodidad, pero al apretar la punta con la mano no haya un hueco entre esta y los dedos del pie. Así podrás asegurarte de que además de vestirlos, estás cuidándolos. Y si cuidas de la salud de tus pies con un buen calzado, estarás haciendo mucho por la salud completa de tu cuerpo.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.