Euskadi Noticias

Mercadona sorprende con sus croquetas de merluza para horno y freidora de aire

De sabor suave y con un 40 por ciento de merluza, estas croquetas pueden ser buen recurso para tener en

De sabor suave y con un 40 por ciento de merluza, estas croquetas pueden ser buen recurso para tener en el congelador

Mercadona apuesta por la innovación constante para adaptarse a las nuevas necesidades y por la mejora continua de su surtido, gracias a la aplicación  diaria de su modelo de gestión y atendiendo a las inquietudes de sus clientes. Ejemplo de ello son  las Croquetas de Merluza ultracongeladas Hacendado, pensadas para los ‘Jefes’ (como  internamente denomina a sus clientes) que prefieren cocinar al horno y/o con freidora de aire, ya  que gracias a su rebozado tipo tempura, podrán disfrutar de unas croquetas crujientes por fuera y  cremosas por dentro. Máxima calidad con una cocina sencilla y más saludable.  

Las Croquetas de Merluza Hacendado, con receta estilo casero, tienen un sabor suave, contienen  un 40 por ciento de merluza y al ser un producto ultracongelado, es fácil tenerlas en el congelador  como un buen recurso para niños y mayores. Carecen de conservantes, colorantes y  saborizantes.  

Para dar respuesta a las nuevas necesidades, Mercadona trabaja con proveedores especialistas,  capaces de ofrecer soluciones eficientes y de calidad. En el caso de las Croquetas de Merluza,  han sido desarrolladas por el proveedor especializado en alimentos para horno Productos  Congelados Selectos 3000, con sede en Picassent (Valencia).  

Máxima calidad al mejor precio  

Mercadona puso en marcha la estrategia SPB (Siempre Precios Bajos) en 1993, después de  observar y constatar que los productos que más se vendían eran los que tenían una máxima  calidad al mejor precio, siempre en ese orden; y no cambiaban constantemente su coste. Durante  todos estos años, la compañía no ha dejado de apostar por la calidad, que es uno de los retos  principales a los que a diario se enfrentan todos los departamentos de la cadena y cuyo impulso  representa una clara oportunidad para poder seguir ofreciendo a “El Jefe” (cliente) productos, uno  a uno, diferenciales.  

Y todo a través de una estrategia que fomenta el consumo consciente y crítico, que se guía por  criterios sociales y medioambientales, y que persigue un objetivo claro: garantizar un consumo de  productos de la máxima calidad con el menor impacto posible y ayudar así a mejorar la calidad de  vida de las personas que habitan este planeta y de las generaciones futuras.

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN