Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad, Autónomo de Barcelona cancela más de 48.000 euros de deuda

Publicidad

La exoneración de deudas es un beneficio que ofrece la legislación actual para particulares y autónomos en situación de insolvencia. La Ley de Segunda Oportunidad está consiguiendo devolver la tranquilidad a cientos de personas que, por diferentes circunstancias, no pueden hacer frente a sus deudas.

Este es el caso de un cliente de Libertad Sin Deudas, al que se le llamará José Luis en adelante, para preservar su anonimato.

Autónomo, divorciado y con hijos

José Luis contactó con el abogado concursal Eloy Rodríguez, colaborador de Libertad Sin Deudas y experto en la Ley de Segunda Oportunidad en Barcelona, para exponer su situación. Este profesional, de 51 años de edad, divorciado y con hijos, trabajaba como autónomo en el sector de la construcción.

Con una dilatada experiencia en su campo, llevaba muchos años realizando montajes y construcciones de relevancia. Sin embargo, hace un tiempo su situación personal y laboral cambió drásticamente.

Endeudado por los impagos de clientes

Por una parte, tuvo severos problemas de salud que le impidieron mantener el ritmo de su actividad profesional. A este hecho se sumó la llegada de la pandemia, lo que supuso que muchos de sus clientes dejaran facturas impagadas.

Como consecuencia, José Luis no pudo hacer frente a las cuotas de los préstamos ICO que había suscrito ni a sus obligaciones con la Tesorería General de la Seguridad Social. Cuando vino a consultar su caso, tenía una deuda que ascendía a 54.668 euros.

El trabajo de Libertad Sin Deudas

El abogado Eloy Rodríguez, de Libertad Sin Deudas en Barcelona, escuchó atentamente la situación de José Luis y le planteó la posibilidad de acudir a la Ley de Segunda Oportunidad, pues reunía los requisitos para acogerse al procedimiento.

Cuando José Luis decidió confiar en Libertad Sin Deudas, se pusieron manos a la obra inmediatamente y consiguieron la exoneración provisional.  

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) apeló el auto inicial porque no estaba de acuerdo con que parte del crédito provisionalmente correspondiera a este organismo. La TGSS consideraba que la deuda pública del cliente no debía ser exonerable.

Sin embargo, los magistrados de la Audiencia Provincial de Barcelona llegaron a la conclusión de que la deuda contraída con la TGSS estaba incluida en la exoneración, salvo una parte cuyo importe ascendía a 6.434,04 euros.

Para hacer frente a esa cantidad, se acordó inicialmente un plan de pagos por el que el cliente se comprometía a abonar 118,17 euros mensuales durante cinco años, con lo que podía cubrir la totalidad del crédito no exonerable.

Un procedimiento rápido y satisfactorio

El 6 de abril de 2021 se inició el procedimiento y el 13 de julio de 2022 Libertad Sin Deudas había conseguido la exoneración gracias a los magistrados de la Audiencia Provincial de Barcelona.

En poco más de un año, el cliente había pasado de ser una persona agobiada por las deudas a tener una nueva vida libre de cargas.

Las personas que se encuentran en una situación similar a la de José Luis, no han de esperar más. Pueden contactar con estos abogados especializados en la Ley de Segunda Oportunidad y exponer su caso. Libertad Sin Deudas puede ayudar a recuperar la tranquilidad de saber que las deudas tienen solución.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.