Gracias a una plantación forestal en Burgos, INECO compensa más de 200 toneladas de CO₂

Publicidad

Con el objetivo de combatir el cambio climático a través de la absorción de CO₂, la empresa INECO ha promovido la creación de este proyecto de absorción de carbono que aporta múltiples beneficios a la sociedad y al planeta. Este nuevo sumidero de CO₂ se encuentra en la localidad de Ibeas de Juarros, en la provincia de Burgos, y tiene la capacidad de absorción de 241 toneladas de CO₂.

Esta nueva masa forestal está compuesta por árboles de la especie juniperus thurifera, especie autóctona que respeta por completo y se integra sin dificultad al ecosistema de la zona.

La elección de la localidad donde se halla el proyecto no ha sido casual, sino que responde a la necesidad de contribuir con iniciativas como esta a la recuperación económica y social de la región. Gracias a proyectos como este, INECO aporta un pequeño granito de ayuda tanto para el medioambiente como para la sociedad.

Según resaltan desde el equipo de CO2 GESTIÓN, organización especializada en la realización de proyectos de plantación de árboles con fines medioambientales, “con esta acción, INECO está poniendo en uso parcelas desarboladas que aportan a la sociedad un doble beneficio. Por un lado, contribuyen a frenar el cambio climático, y por otro, logran sacar adelante proyectos productivos que ayudan a fijar población en el entorno rural”.

Uniendo sinergias contra el cambio climático

La iniciativa de crear un nuevo proyecto de absorción de carbono se ha materializado gracias a la labor de la compañía CO2 GESTIÓN, empresa dedicada a la gestión forestal y del medio agrícola, especializada en la realización de proyectos de plantación de árboles con fines medioambientales.

Ignacio Lafuente, ingeniero de montes, y Ángel Ramos, ingeniero agrónomo y de montes, están detrás de esta hazaña. Desde que formaron CO2 GESTIÓN en 2013, su principal objetivo ha sido la realización de proyectos cuyo resultado es la plantación de árboles con fines medioambientales y productivos.

CO2 GESTIÓN gestiona parcelas destinadas a la fijación y proyectos de absorción de CO₂ en las nueve provincias de Castilla y León, así como en tantas otras comunidades. Gracias al trabajo de estos jóvenes emprendedores, se están poniendo en uso parcelas desarboladas que aportan a la sociedad un doble beneficio. Por un lado, contribuyen a frenar el cambio climático, y por otro, logran sacar adelante proyectos productivos que ayudan a fijar población en el entorno rural, como son las plantaciones de trufa, la producción de madera de calidad o la plantación de piñoneros para producción de piñones. 

Ignacio y Ángel siempre han apostado por el medio rural y por crear trabajo sostenible en estas zonas. En palabras del propio Ángel “somos una hormiguita más de las muchas que con nuestro trabajo y esfuerzo contribuimos a mejorar el planeta y a mitigar el cambio climático, pero ni se nos valora, ni se nos tiene en cuenta a la hora de las políticas verdes y rurales”. A esto Ignacio añade “no vamos a dejar de trabajar en lo que nos gusta y de pelear porque las zonas rurales aprovechen todo el potencial que tienen. Seguiremos promoviendo y apoyando proyectos productivos y sostenibles que contribuyan a la conservación del medioambiente y a fijar población en la España vaciada”. 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.