Intervienen útiles para la captura de carpas, barbos y siluros de manera ‘masiva’ e ‘indiscriminada’

Tres varones de nacionalidad rumana han sido denunciados. En su vehículo portaban una red de pesca ilegal de 40 metros, una barca neumática tipo Kayak, impermeables y vadeadores.

Dentro de los servicios que la Guardia Civil en La Rioja realiza para la prevención de la pesca y caza furtiva, Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han procedido a denunciar administrativamente a tres personas por infracciones graves a la Ley 42/2007 de del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, en concordancia con la vigente Ley 2/2006 de Pesca en La Rioja.

Los implicados en estos hechos son tres varones de 40, 46 y 48 años, naturales de Rumanía y vecinos de Ausejo e Igea (La Rioja). Se investiga si estas personas pertenecen o han formado parte de algún grupo criminal organizado dedicado a la pesca ilegal de siluros y carpas en el río Ebro, para su envio a países de Europa del Este sin control sanitario y en malas condiciones higiénicas.

La actuación se llevó a cabo durante un operativo nocturno del SEPRONA establecido en el paraje “Aradón” del término Municipal de Alcanadre (La Rioja), enfocado a prevenir y erradicar  la pesca ilegal de “Ciprínidos” (Carpas, Barbos y Siluros).

En el lugar los agentes detectaron la presencia de un grupo de tres personas a orillas del rio Ebro, por lo que procedieron a su interceptación e identificación, mostrando todos ellos una actitud excesivamente nerviosa con respuestas totalmente incongruentes, evasivas y contradictorias sobre su presencia en el lugar.

Este hecho motivó el registro del vehículo que tenían estacionado en el lugar, hallando en su interior una red del tipo trasmallo (prohibida) de 40 metros de longitud, empleada habitualmente para capturar carpas, barbos y siluros de manera «masiva» e «indiscriminada», además de una barca neumática tipo Kayak, impermeables y vadeadores.

Por ello, los agentes procedieron a confeccionar las correspondientes actas/denuncias, y al decomiso de las artes ilegales citadas, que han sido remitidas a la autoridad encargada del expediente sancionador, en este caso la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, enfrentándose los infractores a posibles penas de multas económicas de hasta 3.000 euros, además de a la retirada de la licencia de pesca e inhabilitación para obtenerla durante un plazo comprendido entre seis meses y tres años.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.