La comodidad de un zapato debe primar por encima de la estética

Publicidad

Te enseñamos a escoger zapatos cómodos y de calidad a través de la identificación de elementos clave como la suela o los materiales externos e internos a partir de los que están confeccionados.

Estamos acostumbrados a que en la sociedad actual veamos prendas cada vez más exóticas y revolucionarias, con motivo de llamar la atención y destacar por encima de los demás. Esto es algo que, por supuesto, también ha llegado a los complementos y a los zapatos. Y aunque todos queremos lucir elegantes, cuando se pone en juego nuestra salud se acabó el debate. Y es que comprar zapatos cómodos es totalmente necesario para evitar sufrir problemas de espalda y salud variados.

Cómo identificar si los zapatos son cómodos o no

Esto no significa que no podamos encontrar un calzado bueno que combine ambas características, sino más bien una advertencia de que le demos la importancia que merece a nuestro confort al caminar si no queremos acarrear problemas saludables.

Primero de todo, ¿Para qué los vas a usar?: Cada tipo de zapato tiene sus propias propiedades y características base, y están pensados para una función bastante concreta: ya sea caminar con botas por la montaña, zapatos para uso cotidiano (zapatos de calle), zapatillas deportivas, tacones y mocasines para salir de fiesta, comprar sandalias cómodas para el verano, etc. Escoge en base a tus necesidades, y ya tendrás gran parte del trabajo hecho.

La suela: Esta es una de las partes más importantes de tu calzado, ya que será el punto de apoyo de tu pie, y por ende la zona que más desgaste constante sufra. Por tanto deberás optar por suelas que te permitan un buen agarre tanto al propio zapato como al suelo, antideslizantes para aportar así mayor sujeción al pie. Si quieres, además, podrás instalarle unas plantillas por dentro al zapato con la que aliviar los puntos de presión del mismo, y volverlo mucho más confortable al caminar.

Materiales (tanto interiores como exteriores): La materia prima deberá de ser de calidad. Resistente, pero además flexible, para que permita el correcto desplazamiento del pie y los pliegues típicos que se forman con la acción de caminar no te molesten. Lo importante es que esté bien cerrado sobre el empeine, y además sean de una dureza intermedia en la parte del talón. Permitiendo así aislar estas extremidades pero sin restarles movilidad.

A la hora de reconocer un calzado de gran calidad y además cómodo, los forros o el cuero que este incluya suelen ser una muy buena señal. Eso sí, debes de tener cuidado ya que existen algunos elaborados a partir de cuero sintético y no dejarán que tu pie respire. En caso de que quieras un zapato de este tipo y diseño, opta siempre por calzado de cuero natural.

La compra de zapatos cómodos online, todo ventajas

La compra de calzado online es una tendencia ya consolidada, la cual no para de ver crecer sus números y estadísticas. A priori, podrías pensar que el hecho de que sea un negocio digital te imposibilitará chequear las características anteriormente mencionadas para poder dictaminar así si un zapato es cómodo o no. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Ya que no solamente podrás optar a mayor número de tallas en stock (para encontrar así el número de pie que mejor se adapte a ti), sino que además la gran mayoría de zapaterías online permite la devolución gratuita, por lo que si tras leer la descripción del producto y realizar la compra el resultado final no te convence o no es lo esperado, siempre podrás solicitar cambiarlo por otro modelo, o su reembolso completo.

Comprar zapatos cómodos online son todo ventajas, ya que al margen de poder leer la descripción detallada del producto (sus materiales de fabricación, de qué partes se componen, y por supuesto si son confortables o no) también podrás leer las opiniones de otros usuarios que ya hayan realizado dicha compra de forma previa, y leer así las impresiones de qué le han parecido. Notarás que la gran mayoría se centra en si le han parecido cómodos o no, ya que en realidad a la hora de enfundarse unas buenas zapatillas y salir a caminar es lo más importante.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.