La Guardia Civil esclarece el atraco bancario de Pradejón

Fue perpetrado por dos varones de 43 y 59 años, que accedieron a la entidad bancaria caracterizados con pelucas y bigotes postizos para no ser identificados. Uno de ellos ha sido detenido tras haber permanecido huido durante 11 meses. El otro atracador se quitó la vida durante el asalto que protagonizó en una sucursal de Cangas de Onís en octubre de 2017 

Agentes del  Equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Guardia Civil en La Rioja dan por finalizada la “Operación Fungi”, en la que ha sido detenido un varón de 57 años, de nacionalidad española y residente en Navarra, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación (atraco) cometido en una sucursal bancaria de la localidad riojana de Pradejón. Esta persona posee un extenso historial delictivo por delitos contra el patrimonio.

Inicio de las actuaciones 

Sobre las 9:00 horas del 23 de marzo de 2017 dos varones caracterizados con pelucas y bigotes postizos para no ser identificados, acceden armados con una escopeta y un revolver al interior de una sucursal bancaria de la localidad riojana de Pradejón. Seguidamente amenazan y encañonan a una empleada y a varios clientes para hacerse con un botín de 113.675 €, abandonando la entidad y emprendiendo la huida a bordo de un turismo.

Las pruebas e informaciones recogidas en el lugar de los hechos son sometidas a estudio durante varios meses, llegándose a cotejar datos y perfiles de 47 personas y de 25 vehículos de similares características al empleado en la huida por los atracadores.

Estas acciones permiten poner nombre y apellidos a los autores del atraco, dos varones con extenso historial delictivo por delitos contra el patrimonio, que no dudan en emplear la violencia y el uso de armas de fuego, para salir airosos en los asaltos a entidades bancarias que cometen por diferentes puntos del territorio nacional.

Atraco violento en Cangas de Onís 

El 31 de octubre de 2017 agentes riojanos constatan que uno de los atracadores de la sucursal de Pardejón, se había suicidado tras protagonizar otro robo con violencia y toma de rehenes en una sucursal bancaria de Cangas de Onís, en el que un agente del Instituto Armado también resultó herido por arma de fuego.

Durante once meses los agentes han ido siguiendo el rastro que dejaba el segundo atracador por diferentes municipios de Madrid, Navarra y Burgos. La pasada semana esta persona fue localizada en el casco urbano de Haro (La Rioja), llevándose a cabo su detención de manera sorpresiva para evitar cualquier tipo de acción violenta por parte del atracador.

Una vez trasladado a dependencias oficiales del Equipo de Delitos Contra el Patrimonio, se procedió a su toma de declaración y puesta a disposición del Juzgado de Instrucción núm. dos de Logroño, que decretó su ingreso en prisión.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.