La novela ‘Encuestar es lo de menos’ ofrece crítica social, intriga y diversión

Existen maneras creativas e ingeniosas de hablar sobre realidades incómodas de la vida y de la sociedad, sin mencionar directamente a las personas involucradas. Una de ellas son las historias ficticias.

El escritor Alex Fernández ha hecho uso de su brillante cualidad de escritor para relatar en su novela Encuestar es lo de menos muchas historias de familias de los barrios de Madrid obtenidas en su propia experiencia como encuestador. El resultado de esto es una novela llena de intriga, crítica social y mucha diversión.

¿De qué trata Encuestar es lo de menos?

El libro basa su contenido en una historia de aventuras vividas por Alejandro, un joven encuestador de Madrid. Alejandro es un profesional persistente que aprende de cada experiencia en su desarrollo profesional; sin embargo, sabe que debe estar preparado para afrontar cualquier situación que se le presente al entrevistar a personas de diversa índole.

En cada una de las visitas que el personaje realiza, conocerá la realidad de familias de bajos recursos, con problemas de índole económica, mostrando las necesidades y carencias que presentan. También refleja las condiciones de personas que son la contraparte de estos: familias adineradas, con abundancia y riqueza.

En medio de estos contrastes, cada historia se desarrolla con eventos de sorpresa y casos inesperados que transmiten deseo por la lectura y gran intriga al lector. Además, este libro se caracteriza por ser muy entretenido, presentando una serie de aventuras del personaje principal que logran insuflar mucha alegría con cada uno de los escenarios que se presentan a lo largo de la obra.

El carácter reflexivo de la novela de Alex Fernández

Encuestar es lo de menos es una novela que, aunque en un principio no tenía un público definido, se recomienda para adultos debido al impacto del contenido. Aunque los jóvenes de quince y dieciséis años pueden leerla y empatizar con ciertas situaciones y personajes, no podrán tener una comprensión adecuada de los mismos, ya que “para ello se necesita más edad y una mayor experiencia vital”, expresa Alex Fernández.

Este libro no solo busca el entretenimiento de las personas, sino que tiene una intención reflexiva. En este sentido, algunos de los temas tratados en las historias y aventuras relatadas son sobre la muerte, enfermedad y pobreza. En medio de estas situaciones de la vida, el autor busca que el lector pueda pensar sobre las injusticias que viven muchos y también sobre cómo se puede ayudar a las personas más necesitadas para solucionar sus problemas.

Alex Fernández ha logrado plasmar en las páginas de su novela historias de intriga, diversión y reflexión. Por ello, Encuestar es lo de menos es un libro que vale la pena leer, porque, más allá de entretener, transmite un contenido de valor y provecho para el crecimiento personal y social. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.