El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha subrayado hoy que los nuevos autobuses interurbanos “contribuyen a mejorar el sistema de transporte público regular del Gobierno de La Rioja al incrementar las prestaciones de seguridad y sostenibilidad y ofrecer mayor comodidad y nuevos servicios a los viajeros”.

La adquisición de cinco autocares afecta a cuatro de las 14 rutas interurbanas, que, en conjunto, comunican más de 150 municipios de la comunidad autónoma y emplean más de 500.000 pasajeros al año. En concreto, se trata de las concesiones Logroño-Estollo, Logroño-Rincón de Soto, Logroño-Miranda de Ebro y Arnedo-Aguilar del Río Alhama. Todas ellas son operadas por empresas de Autobuses Jiménez.

El director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora, y el responsable de Autobuses Jiménez, José Ignacio Jiménez, han participado también en la presentación de estos nuevos autobuses Mercedes Benz Intouro M. Disponen de 53 plazas, con la opción añadida de transportar 30 viajeros de pie, y están adaptados para viajeros en silla de ruedas y cochecitos para bebés. Además incorporan como novedad la posibilidad de trasladar mascotas.

Cuentan con un motor con 360 CV de potencia, así como con los principales sistemas y dispositivos de seguridad, frenado, control de estabilidad y antideslizamiento. Por otro lado, cumplen con el nuevo reglamento sobre resistencia en caso de vuelco y reducen las emisiones contaminantes a la atmósfera, además de ser más eficientes en cuanto al consumo de combustible, lo que redunda en su sostenibilidad.

Mejora del transporte público de viajeros

La renovación de estos vehículos se enmarca en la estrategia de la Consejería de Fomento y Política Territorial para continuar mejorando el sistema de transporte público de viajeros. En 2018 está prevista la puesta en marcha de nueva concesión de las Líneas Rurales, que incorpora como principales novedades el incremento de los municipios atendidos, la reducción de los tiempos de viaje, la ampliación del servicio a los fines de semana o el servicio bajo demanda en las localidades más pequeñas o aquellas con una menor demanda.